Agua de coco – La bebida isotónica natural

El agua de coco está considerada como la bebida más sana del mundo. A medida que gana popularidad, más y más personas aprecian su alto valor nutricional, el bajo contenido calórico y el hecho de que es completamente natural. Se ha convertido en la bebida favorita de las estrellas de cine, deportes y música. Gwyneth Paltrow cree que el agua de coco la ayuda a mantenerse delgada e incluso Madonna ha comprado una empresa que la produce.

¿Qué es realmente el agua de coco? Es un fluido localizado dentro del coco sin madurar. Generalmente se confunde con la leche de coco, tiene que enfatizar, sin embargo, que son dos bebidas bastante diferentes.

La leche de coco se extrae a través del proceso de extracción de grasa de la carne de la fruta del coco. Tiene color blanco y es densa y muy grasienta. Tiene una consistencia aterciopelada y huele a coco.

El agua de coco es un líquido delicado, sin grasa que está contenido en el coco sin madurar. Después de que el fruto se descompone, se derrama como un líquido transparente o solo ligeramente blanquecino. La cantidad de fluido contenida en un coco depende de su edad. El coco puede contener desde 200 a 1000 ml de agua. Depende de la variedad y del tamaño. Durante la cosecha del coco, solo se seleccionan los cocos de 5 a 7 meses. El agua de un coco sin madurar es de sabor amargo y contiene menos nutrientes. Los cocos más maduros contienen menos agua, y más pulpa blanca, mediante la cual se produce la leche de coco. Puede que usted se pregunte de dónde viene esta agua en el coco. Bueno, las raíces de la palma de coco la absorben del suelo. Esta agua después se transporta a través del tronco y termina justo dentro del coco. Durante este proceso el agua recogida es repetidamente filtrada y limpiada, así que es pura y saturada con minerales y vitaminas. Se conserva la esterilidad hasta que se abre el coco.

La inusual composición del agua de coco

El agua de coco es rica en muchos de los ingredientes necesarios para el apropiado funcionamiento del cuerpo. Encontramos en ella, entre otros, potasio, magnesio, fósforo, calcio y vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y C. Un estudio ha revelado que el nivel de electrolitos en el agua de coco es casi idéntico al del plasma de la sangre humana. La FAO (Organización de Alimentos y Agricultura) ha identificado el agua de como como una “bebida isotónica natural, que tiene el mismo nivel de electrolitos que nuestra sangre”. Durante la II Guerra Mundial, durante las batallas en el Pacífico, las personas que necesitaban transfusiones de sangre y no podían recibir sangre, eran inyectadas con agua estéril directamente de cocos sin madurar. Incluso hoy en día en los países subdesarrollados, sigue utilizándose en forma de gotas, como fluido fisiológico sustituto, que complementa la deficiencia de electrolitos e hidrata el cuerpo.

El potasio contenido en el agua de coco refuerza los músculos, regula el equilibrio de agua y afecta al ritmo cardiaco normal. 100 ml de agua de coco contienen más potasio que dos plátanos. Gracias a la presencia de magnesio, mejora la condición de las uñas y del pelo, mejora la concentración y evita los calambres. Ambos elementos son responsables del apropiado funcionamiento del sistema nervioso y por lo tanto son importantes para las personas que están expuestas a estrés. El calcio y el fósforo son responsables de la salud de nuestros dientes y huesos.

El agua de coco está recomendada para personas que sufren anemia, deficiencia de potasio, así como resaca. Esta bebida tiene un efecto positivo en el sistema circulatorio, reduce la presión sanguínea y los niveles de colesterol y reduce el riesgo de aterosclerosis. También ayuda en el tratamiento de enfermedades del sistema digestivo – se administra al sufrir problemas de estómago, diarrea y vómitos. Los ingredientes contenidos en el agua de coco reducen los niveles de estrés antioxidante en los riñones, y descomponen las piedras en el riñón, así que debe administrarse a personas con problemas urinarios.

Esta bebida contiene mucho ácido laurico, que aumenta el sistema inmunitario. Este componente también tiene propiedades antifúngicas, antivirales, antibacterianas y anti-alérgicas. El agua de coco está libre de lactosa y de azúcar simple, así que puede ser consumida por diabéticos y personas intolerantes a la leche de vaca. Es saludable para personas con enfermedades cardiovasculares y tiene un contenido de citoquinas, que actúan como anticoagulantes.

Una bebida isotónica natural

Una bebida isotónica es una cuya osmolalidad (concentración de densidad y sólidos) es similar a la concentración de los fluidos corporales. Esto significa que el fluido se absorbe de manera más eficaz e hidrata el cuerpo. Los atletas y aficionados aman las bebidas isotónicas debido a estas propiedades. Sudamos durante el ejercicio profusamente. Perdemos una gran cantidad de agua, y con ello valiosos minerales y vitaminas. Esto hace que nos fatiguemos. Al consumir bebidas deportivas, podemos retrasar esa sensación. La forma más fácil es comprar bebidas isotónicas listas. Las tiendas tienen elecciones de muchos tipos, con diferentes sabores y colores.

A todos nos parece que una bebida isotónica es más saludable que otras bebidas edulcoradas. Desafortunadamente, la mayoría de estos productos están llenos de azúcar y otras sustancias que no son buenas para nuestro cuerpo. Por lo tanto es importante buscar isotónicos naturales. Uno de ellos es el agua de coco, que tiene un alto nivel de electrolitos. Proporciona una gestión del agua y una regulación del metabolismo efectivas. Es valioso para personas a dieta y aquellas que tengan mucha actividad física. Debería reemplazar a los zumos, ya que comparado con ellos el agua de coco hidrata el cuerpo 10 veces mejor. Proporciona al cuerpo los micro – nutrientes necesarios y no contiene aditivos artificiales, por ejemplo, edulcorantes, conservantes o estabilizadores. Contiene mucho más potasio que la mayoría de bebidas energéticas y deportivas. Como resultado, ayuda al cuerpo a recuperarse más rápido. El agua de coco hidrata de forma efectiva y natural el cuerpo, ayuda a filtrar la sangre, elimina las toxinas y los residuos de productos. La alcalinidad de esta bebida mejora la absorción de vitaminas, minerales y aminoácidos. Puede ser consumida por personas que se preocupan de su peso sin miedo porque es baja en calorías. 100 ml de esta bebida contienen solo 19 – 24 kcal. También contiene grasas fácilmente digeribles, que se convierten en valiosa energía y en buen colesterol. El contenido óptimo de glucosa y fructosa hace que el agua de coco sea una fuente de energía limpia.

Poder rejuvenecedor

Los cocos sin madurar se mantienen verdes durante mucho tiempo. La kinetina es la responsable de esto – una hormona de crecimiento natural de las plantas, que es responsable de la división celular. Este componente evita el envejecimiento en las plantas. También puede mantener el color de las hojas fresco incluso después de ser cortadas. En el caso de los cocos sin madurar la kinetina mantiene su frescor y vitalidad durante el transporte oceánico. La kinetina también está presente en el ADN humano, retrasando el envejecimiento de fibroblastos – las células responsables de la producción de colágeno y elastina. Esto es debido a que estas dos proteínas hacen que la piel esté firme y elástica. No hay duda, entonces, de que este componente tiene un impacto muy positivo no solo en la fruta, sino también en el cuerpo huano. Ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel, ayuda a mantener una apariencia joven, ofrece a la piel luminosidad, firmeza y suavidad. Desde hace algún tiempo la kinetina se ha utilizado para la fabricación de cremas cosméticas y otros productos de cuidado facial. La kinetina también es un buen antioxidante. Evita que los radicales libres actúen, hidrata la piel y refuerza su resistencia. También actúa como agente anti – alérgico y anti – inflamatorio. Las personas originarias del Caribe utilizan el agua de coco como tónico para la cara. La kinetina ayuda a regenerar la piel después de quemaduras solares. Además, refuerza las uñas, el cuero cabelludo y las raíces capilares. Añadir con regularidad unas gotas de agua de coco al champú harán su pelo más fuerte, brillante y duradero antes de volverse graso.

¿Para quién es el agua de coco?

El agua de coco es para todo el mundo. No hay contraindicaciones a su uso. Incluso los niños pequeños pueden beberla, porque contiene ácido laurico – un componente que está presente en la leche materna. ¿Para quién es de interés particular el agua de coco?

  • Atletas – Es ideal para hacer ejercicio, ya que como bebida isotónica hidrata al sistema. 100 ml de agua de coco contienen solo 5 mg de azúcares de frutas naturales. En comparación, las bebidas deportivas contienen de 10 a 25 mg de edulcorantes artificiales.
  • Personas que se preocupan por su figura – Contiene bastantes menos calorías que el zumo de frutas. 100 ml de agua de coco tienen 19 – 24 kcal, y un zumo de naranja tiene 48 kcal.
  • Personas con problemas en la piel – El agua de coco refuerza la piel, reduce las manchas y puntos en la piel, acelera la curación de las heridas. Hidrata la piel también. Es aséptica, así que es seguro utilizarla interna y externamente. Aplicada externamente, es adecuada para luchar contra infecciones, sarpullidos y eccemas. También es adecuada para el tratamiento de micro – lesiones en la piel y cortes menores. Suaviza la irritación y el dolor después de picaduras de insectos.
  • Pacientes con diabetes – Ayuda a mantener unos niveles de azúcar en sangre normales.
  • Personas que tengan problemas intestinales – El agua de coco mejora la digestión y ayuda con el estreñimiento. También contiene componentes que ayudan en el desarrollo de bacterias útiles para los intestinos.
  • Personas con enfermedades del riñón – El agua de coco apoya su funcionamiento y disuelve las piedras en el riñón.
  • Personas con altos niveles de colesterol – El agua de coco reduce su nivel y ayuda a evitar la aterosclerosis.

De hecho, el agua de coco está recomendada para todo el mundo. Además de estas propiedades anti – envejecimiento, mejora la visión y la inmunidad. Es hipoalergénica y apoya al sistema inmunitario.

El agua de coco tiene muchos usos y actúa casi como un elixir mágico. Mejora nuestra salud, evita enfermedades, cuida de nuestra belleza. Es completamente natural, lo que hace que sea mucho mejor que los suplementos artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *