CALAMBRES

Para evitar los calambres:
Agua. Bebe abundante agua, sobre todo a la hora de hacer ejercicio, ya que la deshidratación a menudo aumenta los calambres.
Magnesio. Toma de tres a seis comprimidos al día de quelato de magnesio sin masticarlos para que tu organismo lo asimile mejor.
Masajes con movimientos ascendentes. Se hacen sobre el músculo afectado. Utiliza aceite de almendras dulces por ejemplo.

¿Sabias que… algunos deportistas afirman que apretarse el labio superior con los dedos pulgar e índice durante algunos segundos acaba con el calambre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.