DERMATITIS

Es una inflamación de la piel que se manifiesta con ronchas (zona enrojecida con picor y un poco de relieve), granos y otras formas de erupción. El uso excesivo de desodorantes o el contacto de la piel sudada con algún metal, por ejemplo, pueden provocar su aparición.
Caléndula y Própolis. Lo mejor para tratar y curar la mayoría de las dermatitis es una capa fina de crema de caléndula o aplicaciones tópicas con extracto glicólico de própolis, durante unos minutos sobre la zona calmará y te ayudarán a eliminar el problema.
Saúco. Toma infusiones de saúco frías o calientes durante todo el día, endulzadas con un poco de miel. Aliviarás lo síntomas.
Aceite de hígado de bacalao. Sirve para aliviar los picores de una reacción alérgica de la piel producida por contacto de algún metal. Toma de cuatro a seis perlas al día.
Baño de avena. Añade harina de avena al agua del baño, siempre tibia. También te puede ir bien la infusión de ortiga y caléndula.
Yogurt. Aplica un poco de yogurt o compresas de leche fría sobre la piel irritada: calmarás el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *