DOLOR DE OÍDO

Introducir algo en los oídos puede ser peligroso, es mejor esperar siempre a consultar con el médico. Mientras tanto, esto es lo que puedes hacer para aliviar el dolor, o para prevenirlo si eres buceador o vas a viajar en avión:
Harpago Toma una infusión o comprimidos de esta planta de reconocidas propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
Calor. El calor es una gran ayuda para aliviar los dolores de oído. Acuéstate de lado con la cabeza sobre una botella de agua caliente. También puedes calentar en el microondas o en el horno un puñado de sal gorda, envolverla en una gasa o un pañuelo de algodón y ponerla, con cuidado de no quemarte, sobre la oreja.
Vinagre. Para prevenir las otitis y otras infecciones de oído típicas de las piscinas, después del baño es recomendable lavar cada uno de los oídos con un poco de ácido acético (vinagre) y agua utilizando una perilla. Se prepara diluyendo una cucharadita de postre de vinagre en un vaso de agua. Es un remedio excelente, pero recuerda, utilízalo sólo para prevenir y lavar los oídos.
No bucees a más de un metro de profundidad.
Atención. Para eliminar el cerumen no utilices bastoncillos de algodón porque pueden ayudar a consolidar la masa ceruminosa o incluso lesionar el conducto auricular.
¿Sabias que… tragar saliva, bostezar o mascar chicle pueden ser un buen remedio para abrir los oídos que se han taponado por la presión durante un viaje en avión? Si no funciona, puedes probar otro método: tápate la nariz con los dedos y haz como si soplaras suavemente pero con la boca cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *