GOLPES Y ESGUINCES

Si te sale un hematoma debido a un golpe o crees que te has lesionado un ligamento, toma estas medidas de primer auxilio:
Agua fría. Aplicar agua fría para estimular el suministro de sangre fresca a la zona y reducir al mínimo la reacción inflamatoria. Puedes hacerlo bajo el chorro de agua fría o con compresas. Si se trata de un esguince, trata de inmovilizar la zona, siempre con mucho cuidado.
Elevar la zona inflamada. Para facilitar la circulación de retorno durante tanto tiempo como sea posible y evitar un mayor flujo sanguíneo a la zona inflamada.
Harpago. Toma harpago en comprimidos o en infusión como remedio antiinflamatorio y analgésico.
Árnica. En crema o cataplasmas, está muy indicada para aplicarla sobre contusiones, esguinces y hematomas, porque actúa como antiinflamatoria y analgésica (calma el dolor).
Vitaminas A, C y E, y zinc. Tómala en un suplemento para acelerar la recuperación de las lesiones, favorecer su curación y controlar la inflamación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.