Guisante

El guisante
Los guisantes verdes o frescos y los secos, son suficientemente poco nutritivos para suministrar a penas 60 calorías por cada 100 g., pero si dan vitaminas en cantidad apreciable y azúcar.
Cocidos en agua, les va bien la vecindad de una pequeña lechuga y un terrón de azúcar. Intente prepararlos así:
El plato es aromático y ligeramente dulce; añádale un buen pedazo de mantequilla fresca y servirá la más primaveral de las legumbres.
Un poco más elaborada, pero fácil de conseguir y no siendo necesario para su preparación, he aquí la receta de las:
Tortillas de guisantes
Para seis personas: 1 k de guisantes pelados, 6 huevos, 6 moldecitos para tortita, un envase de nata.
Cueza los guisantes y páselos por el pasapurés o por el molinillo de legumbres. Una al puré así obtenido un pedazo de mantequilla, dos cucharadas de nata, y rectifique de sal. Escalfe los huevos y séquelos con un papel absorbente, póngales como guarnición el puré de guisantes; coloque sobre cada moldecito un huevo escalfado y cúbralo con nata. Ponga todo a horno moderado para calentar la nata.
He aquí un plato quizá poco conocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.