Haba

Las habas
El haba es generosa en tenor calórico: Por cada 100 g. de habas hay 250 calorías. Por eso las dietas de adelgazamiento le dan severamente de lado a esta deliciosa legumbre que a muchos gusta cruda, frita con sal, o con una vinagreta.
Al efecto, es preciso que las habas sean pequeñas, frescas y tiernas. Siendo así se consumen con la piel. Cuando son… adultas, conviene quitarles la piel.
Es conveniente no olvidar que las habas también ejercen una acción enérgica de drenaje del aparato urinario. Actúan no solo sobre la vejiga y el uréter, sino que también combaten la tos, la disentería y los cálculos renales. He aquí motivos de sobra para recurrir a ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.