Hisopo

El hisopo
Es una planta meridional que se da en los suelos pedregosos y en los muros antiguos. Lo reconocemos por sus tallos peludos, de sección cuadrada, y por sus flores de color malva o rosa, que crecen en espiga.
La planta, toda ella aromática, esparce un perfume que se parece al de la satureja o del romero. Después de una incontestable gloria histórica, puesto que lo encontramos citado por Moisés, Salomón y por San Juan, el hisopo no pasa de ser una planta aromática propia para los asados, los rellenos y las sopas de legumbres. Sus aplicaciones medicinales son importantes y variadas. Esta “planta sagrada” es eficaz también para la digestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.