Lentejas

La Lenteja
También puede sustituir a la carne en un régimen que la proscriba. 100 g. de esta legumbre seca corresponden a 330 calorías y su riqueza en sustancias nitrogenadas, aliada a su tenor en hierro y fósforo, hacen que esté recomendada para los niños y como es bien sabido para las amas. Sin embargo, tal y como muchas legumbres secas, las lentejas no están recomendadas para ciertos intestinos; si ese fuera su caso, redúzcalas a puré (haga lo mismo con las alubias), elimine dentro de lo posible la piel que las envuelve y sirva este perfumado puré moreno – perfumado gracias al tomillo y al laurel con los que también ligan – con pan tostado. Sirva también pan tostado con los purés de legumbres que crea que le puedan causar problemas de digestión. Se trata de una simple cuestión de… mecánica: obligado a masticar el pan tostado, masticará simultáneamente el puré, no, evidentemente, para triturarlo, si no para embeberlo más perfectamente en los jugos digestivos que comienzan su acción en la boca, esencialmente con la saliva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.