QUEMADURAS SOLARES

Para evitarlas, no tomes el sol al medio día, hazlo siempre de forma moderada y con una protección adecuada. Para tratar de curarlas:
After sun. Recuerda llevar una crema para después del sol siempre que vayas a la playa o a la montaña. En caso de enrojecimiento leve, puede aliviarlo y mitigarlo.
Bebe mucha agua. Esencial para prevenir la deshidratación.
Compresas frías. Para refrescar y tratar la piel inflamada por el sol, puedes refrescarla con compresas empapadas en agua fría, leche, agua de hamamelis, vinagre o hipérico.
Yogurt, té o patatas. Puedes aplicar sobre la zona de piel afectada cualquiera de los siguientes remedios: Yogurt frío, rodaja de patatas crudas, compresas frías con té concentrado para disminuir la inflamación de los párpados o bien tomar un baño de agua fría con almidón o fécula de patata.
Miel. Un poco de miel aplicada suavemente en círculos alrededor de la quemadura solar también alivia. Puedes protegerla con una gasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *